Que Significa Construcción Social?

26.10.2022 0 Comments

Que Significa Construcción Social
Una construcción social o un constructo social es una entidad institucionalizada o un artefacto en un sistema social ‘inventado’ o ‘construido’ por participantes en una cultura o sociedad particular que existe porque la gente accede a comportarse como si existiera, o acuerdan seguir ciertas reglas convencionales, o a.

¿Qué ejemplos existen de la construcción social?

Por qué se crean los constructos sociales – Los seres humanos necesitamos dar sentido a nuestra realidad y esto es precisamente lo que postula la teoría del constructivismo social: creamos constructos sociales para dar sentido al mundo objetivo. Una de las formas más habituales de dar sentido es construyendo categorías y aplicando etiquetas.

  1. Por ejemplo, dividimos a las personas en función de las distintas características físicas que poseen y creamos la construcción social denominada “raza”;
  2. O clasificamos a un ser vivo en función de si tiene ramas con hojas;

construyendo el concepto de “árbol”. Estos dos ejemplos, aunque muy diferentes entre sí, tienen algo en común: que ambos son construcciones artificiales basadas en ideas y creencias que pueden variar a lo largo del tiempo y el espacio (el contexto o la cultura).

  1. Los constructos sociales incluyen valores y creencias que, como decimos, pueden modificarse a medida que las sociedades y los individuos interactúan; de este modo, emergen nuevos significados o cambian los ya disponibles;

El término “feminismo” no es el mismo hoy que hace varias décadas. Y lo mismo ocurre con otras construcciones sociales, como el humor o el concepto de género.

¿Cómo es la construcción del ser social?

La construcción social hace referencia a que los fenómenos sociales ocurren en el ámbito de una sociedad determinada y son aceptados como naturales a ella; pero sin embargo son producto de esa cultura, como invención de la misma, que lleva a quienes la integran a tener una mirada de la realidad similar a quienes comparten esa cultura que aparece como incuestionable, aunque éticamente no habría inconvenientes de que no fuera así. Tanto es así que esas interpretaciones de la realidad van cambiando y eso permite que las ideas, creencias y las instituciones que de ella se derivan puedan también ir modificándose. El sociólogo francés, nacido en 1930, Pierre Bourdieu, basándose en el aporte de Durkheim, se preocupó de estudiar las estructuras sociales que se les imponen a los individuos desde fuera de sí mismos, debiendo analizarse en el actuar humano y en su pensamiento como éstos están condicionados por lo que la sociedad les enseña.

Sin embargo reconoce que el actuar de las subjetividades de sus miembros hace que la sociedad pueda cambiar esas estructuras para crear otras nuevas, cuando entran en contradicción con nuevas ideas compartidas, igualmente condicionantes.

En 1966, el sociólogo austriaco Peter Berger y su colega alemán, Thomas Luckman escribieron “La construcción social de la realidad” donde afirman que el conocimiento , y hasta el sentido común , son producto de la interacción social, que crea significaciones compartidas que llegan a ser vistas como verdades objetivas y modelos a imitar, creando roles recíprocos que cuando se hacen extensivos a la mayoría del conjunto social hacen nacer instituciones, que se consideran por sí mismas ciertas, y que los miembros de la sociedad aceptan por habituación, sin requerir justificación a su existencia: “Hay que trabajar para ganarse el sustento”, “se debe respetar a nuestros jefes”, “la escuela es una institución social imprescindible “, “no hay que comer con la boca llena”, “eso no se dice”, etcétera, son ínfimos ejemplos de una cadena interminable de construcciones sociales.

¿Por qué la cultura es una construcción social?

La Cultura es una herramienta de construcción social, creadora de identidad, de inclusión y catalizadora de la diversidad. De acuerdo a lo anterior se tiene en cuenta que la cultura es también propiciadora de las Redes sociales y generadora de Participación.

You might be interested:  Que Es Un Piso En Construcción?

¿Qué es una construcción social según autores?

La construcción social de la realidad (Berger y Luckmann, 1972)trata de demostrar que toda la realidad social no es otra cosa que una construcción de la misma sociedad.

¿Cómo influye lo que nos rodea en la construcción social ejemplos?

LA REALIDAD ES UNA CONSTRUCCIÓN SOCIAL

Que Significa Construcción Social Como venimos diciendo, somos seres sociales, está en nuestro ADN. Esto implica que  tenemos la capacidad de influir en nuestro entorno al igual que el entorno también influye en nosotros. ¿De qué manera el entorno nos influye? La psicología social es la rama de la psicología que estudia cómo el entorno social influye directa o indirectamente en la conducta y el comportamiento de los individuos.

  1. Se ha demostrado que nuestro entorno influye en nuestra manera de ser, de disfrutar, en nuestros hábitos, en conseguir lo que nos proponemos, etc;
  2. Desde el barrio en el que vivimos, nuestros vecinos, el coche que nos compramos, nuestra familia, amigos, compañeros del trabajo, las rrss, el clima y hasta nuestras propias creencias o la información que obtenemos influyen en [email protected] de una manera muchas veces inconsciente;

Esto no es nada nuevo ya que desde hace siglos, el feng shui estudia el chi (la energía) con el fin de lograr que los espacios tengan una influencia positiva para las personas que los ocupan simplemente cambiando la disposición de la casa o añadiendo o quitando elementos para potenciar el chi.

Jim Rohn dice que “Nos convertimos en una combinación de las 5 personas con las que pasamos más tiempo. Podemos adivinar la calidad de nuestra salud, actitud e ingresos con tan solo mirar a las personas que nos rodean.

Con el tiempo empezamos a comer lo que comen, hablar como hablan, leer lo que leen, pensar lo que piensan, ver lo que ven, tratar a la gente del mismo modo o incluso vestir igual que ellos”. Esto no es sólo por la influencia que ejerce el entorno sobre nosotros sino que además, los seres humanos aprendemos por modelado, es decir copiando el comportamiento de los demás.

¿Qué debemos hacer para construir una sociedad mejor?

¿Cómo influye la sociedad en la construcción de un ser social?

Sin duda alguna la influencia Social está presente en todos los ámbitos de la vida del ser humano, la sociedad influye sobre las percepciones, actitudes, juicios, opiniones o comportamientos de las personas. Es por ello que todo individuo modifica su conducta en base a la interacción que tiene con su medio.

¿Qué es la construcción social de la identidad?

Esta construcción social de la identidad consiste entonces en una relación negociada con el entorno social, en libertad y voluntariamente, pero no de manera autodeterminada, sino en coparticipación con los otros en la conformación de lo que somos, es decir, de nuestra propia identidad y de nuestra historia.

¿Qué es la construcción social del conocimiento?

El supuesto de esta perspectiva, conocida como conocimiento compartido o construcción social del conocimiento, es que en el lenguaje se vehiculan real- idades, ideologías, mundos, pensamientos, y es con lenguaje en comunicación con lo que construimos el conocimiento en el salón de clases.

¿Qué significa construcción cultural?

Conclusiones: la construcción de significados culturales y representaciones sociales de un individuo parten de un proceso mental formado desde el contexto en el que vive y se desarrolla, que le dan sentido a la vida y hacen que esta tenga calidad.

¿Cómo se construye la realidad?

El 23 de enero de este extraño 2020 escribí lo siguiente: «Termina una jornada laboral más y miles de personas se movilizan hacia sus casas en el transporte público de la ciudad. Voy en el metro y a mi alrededor muchas de las personas que alcanzo a avizorar en el congestionado vagón en el que estoy observan, quedas –casi inmóviles–, las fotos y perfiles de otras personas en sus teléfonos celulares.

  • No dudo en que uno de los ideales de muchas de esas personas es encontrar una pareja sentimental en esas redes sociales;
  • Esa es nuestra realidad actual»;
  • Cuando escribí esas palabras, motivado por la serie de Netflix llamada Osmosis 1 , ya había oído hablar de un virus que se había descubierto en China y que estaba afectando a los humanos;
You might be interested:  Cuantos Metros Tiene Un Edificio De 3 Pisos?

Sin embargo, en ese momento sentía extraño y lejano aquel virus, no creía que pudiera afectar «mi realidad actual». ¡Cuán equivocado estaba! Debo confesar que mi sentido sociológico falló enormemente al no enlazar la existencia de un virus con su posible propagación a través de los sistemas de transporte contemporáneos y con los intensos flujos de movilidad humana.

Ocho meses después de haber escrito esas palabras puedo constatar que «nuestra realidad actual» ya no es tal y que ella ni siquiera nos pertenece (en el sentido que se ha construido un orden por fuera de los intereses humanos hasta ahora predominantes).

Cuando Berger y Luckmann publicaron el libro La construcción social de la realidad en 1966 se inició en la teoría social una novedosa corriente de pensamiento que puso en entredicho los postulados estructuralistas y ubicó a los individuos en el epicentro explicativo del orden y del cambio social.

La idea general de la construcción de la realidad es que ésta no es dada, sino que se establece a partir de interacciones entre el ámbito individual y el ámbito social. La realidad, según los autores, es una cualidad de dichos ámbitos que son fenómenos que no podemos hacerlos desaparecer.

La idea de la construcción social ha tenido adeptos y contradictores, no es mi objetivo exponerlos aquí. Sí es mi interés, en cambio, retomar dicha metáfora para plantear, casi irónicamente, que nuestra actual y pandémica realidad ha sido viralmente construida.

  • Si para Berger y Luckmann la realidad se construye a través de la socialización y de estructuras sociales, es posible pensar que nuestra realidad a partir de la pandemia se ha construido gracias a la acción silenciosa del virus SARS-CoV-2;

Él ha sido capaz de cambiar el orden a nivel mundial. ¿Quién iba a pensar que la presencialidad sería radicalmente erradicada por un virus? ¿Quién se imaginaría que la economía local y global se vería afectada, no por grandes revoluciones, sino por un bicho, como lo han llamado algunos gobernantes? ¿Quién adivinó que un agente biológico iba a influir en la vestimenta contemporánea (pienso en la industria de la moda que ha adecuado sus diseños al uso de cubrebocas y otros accesorios)? ¿Quién habría pensado, antes de la pandemia, en diseñar restaurantes con mesas dentro de cabinas transparentes? Esta es una realidad inexorable, «una cualidad propia de los fenómenos que reconocemos como independientes de nuestra propia volición», dirían Berger y Luckmann (2001: 13).

No, por lo menos, hasta que se fabrique una vacuna que logre erradicar el virus o minimizar su impacto en la salud pública. Estamos entrando en lo que se ha dado en llamar la «nueva normalidad». En términos sociológicos esto quiere decir, llanamente, «cambios sociales».

Se busca normalizar ciertos comportamientos sociales e individuales –por su puesto, el uso frecuente y correcto del cubrebocas es el más impactante– para reestablecer el orden perdido. Un virus ha logrado que el saludo de beso y abrazo, tan arraigado en muchas culturas, sea visto como inapropiado.

Este virus ha construido un nuevo orden social en donde la interacción, ya no cara-a-cara, sino cubrebocas-a-cubrebocas, «respete» el distanciamiento. Estoy de acuerdo con Ian Hacking (2001) –crítico de la construcción social– cuando plantea que lo que se construye no son personas, sino clasificaciones de personas; pero, en este caso, la construcción viral de la realidad ha desbordado cualquier clasificación para instalarse físicamente en el cuerpo de cualquier ser humano.

No se trata de ideas clasificatorias construidas por instituciones para imponer ciertos intereses humanos… demasiado humanos, sino de un virus con la capacidad de mutar (cambiar su información genética) y, de paso, transformar social y culturalmente a los humanos.

Mi principal interés intelectual está vinculado al estudio de las ciencias. Por eso he de mencionar que nuevos desafíos se presentan ante los científicos de la mano de la pandemia. Es innegable que el virus ha construido, también, una realidad que ha redefinido las prácticas científicas.

Por ejemplo, el trabajo de campo de los investigadores ha tenido que ser replanteado y metodologías basadas en el distanciamiento y en la virtualidad deberán ser perfeccionadas. Nunca antes tuvo tanto sentido aquella idea de Isabelle Stengers (2002) en donde plantea que la incertidumbre irreducible es la marca de las ciencias de campo.

Hoy, hacer investigación en campo es la más evidente de las incertidumbres, sea para las ciencias sociales o para las ciencias naturales. El SARS-CoV-2 ha logrado imponer un tipo de organización social de la ciencia (Whitley, 2012) que replantea las actividades que hasta ahora parecían normales, inexorables.

Las instituciones de investigación científica han tenido que acudir a la creatividad de sus miembros para continuar con las actividades cotidianas; los proyectos de investigación se han tenido que ajustar a esta realidad construida en clave de pandemia; la industria de los eventos científicos y académicos ha tenido que replantearse desde la virtualidad perdiendo clientes, pero ganando usuarios y visitantes desde cualquier parte del mundo… Sí, estamos ante un orden social construido por un virus, pero esto no quiere decir que vaya a ser siempre así (ninguna construcción –ni social, ni viral– es estática e invariable).

You might be interested:  Cuántos Años Duró La Construcción Del Castillo De Peles?

«Y si las sociedades antiguas soñaban con actuar a través de lo social sobre lo biológico, las sociedades modernas sueñan con actuar a través de lo biológico sobre lo social» (Salomón, 2008: 235). Hoy diríamos que lo social y lo biológico se han recombinado para hacer parte de una misma realidad.

Nuestros ojos –no así los presupuestos públicos– están puestos casi enteramente en las ciencias ante la expectativa de una posible y cercana vacuna; sólo con investigación científica se podrá revertir esta realidad viral. Los científicos son, en ese sentido, los abanderados del futuro inmediato.

¿Qué es un constructo ejemplos?

Tipos de constructo – De acuerdo con la teoría de Kelly, es posible distinguir entre los siguientes tipos de constructo: * nuclear : gobierna los procesos mediante los cuales se mantiene la identidad. Puede decirse que en él se incluyen las creencias más profundas, las que dan sentido al individuo y que, por lo tanto, no se pueden modificar con facilidad; * periférico : deriva del tipo anterior de constructo, aunque goza de mayor flexibilidad, por lo cual es fácil modificarlo; * laxo : el que lleva a predicciones variables sin poner en riesgo a la persona y puede darse en individuos muy flexibles o creativos, o bien en pacientes de esquizofrenia; * preverbal : se usa incluso si no tiene una etiqueta verbal, y se encuentra principalmente en trastornos de tipo psicosomático; * rígido : lleva a predicciones invariables, como puede ser el caso de una generalización ( «todas las mujeres quieren ser madres» ).

Es propio de individuos con ideas bien claras, aunque también se da en casos de obsesión; * subordinado y supraordenado : la persona establece una jerarquía para cada constructo, y ubicando los subordinados debajo de los supraordenados.

Un ejemplo puede ser el constructo «caro / barato» como subordinado de «malo / bueno», entendido como una relación entre «caro» y «malo», y «barato» y «bueno». Se conoce como constructo social , por otra parte, a la entidad que surge en un sistema construido por los integrantes de una sociedad.

Los integrantes de dicho constructo se comportan como si esta entidad existiera, respetando ciertas reglas convencionales. El constructivismo social es la corriente de pensamiento que analiza los constructos sociales.

Estado constructo , por otra parte, es la forma que adopta un adjetivo o un sustantivo en diversas lenguas semíticas, como el hebreo o el árabe.

¿Cuáles son los conceptos sociales?

Son palabras con las que se expresan las imágenes mentales sobre todo tipo de ‘objetos’, reales o imaginarios. Pueden ser más o menos concretos o abstractos, se relacionan entre sí y se modifican a lo largo del tiempo. ¿Qué particularidad tienen los conceptos sociales?.

¿Qué es la construcción social de la identidad?

Esta construcción social de la identidad consiste entonces en una relación negociada con el entorno social, en libertad y voluntariamente, pero no de manera autodeterminada, sino en coparticipación con los otros en la conformación de lo que somos, es decir, de nuestra propia identidad y de nuestra historia.

¿Qué es la construcción social de la masculinidad y feminidad?

La construcción social de la masculinidad La masculinidad o la identidad masculina es una construcción psicosocial enmarcada en un contexto histórico y social concreto que se conforma a través de la socializacióm de género diferenciada.