¿Qué Significa Que El Estado Nacional Es Una Construcción Histórica?

27.10.2022 0 Comments

¿Qué Significa Que El Estado Nacional Es Una Construcción Histórica
Desarrollo del concepto del Estado nacional [ editar ] – El proceso de construcción histórica del Estado moderno no consistió solamente en un desplazamiento de otras instituciones, sino su completa renovación, su predominio con las nuevas autoridades de la nación, creando un orden social nuevo (liberal, burgués y capitalista) al eliminarse las otras formas estamentales de origen feudal del [Antiguo Régimen] mediante un triple [proceso revolucionario] Revolución liberal , Revolución burguesa y Revolución industrial.

  1. Sin embargo, el proceso distó de ser una revolución instantánea, pues a pesar de que se produjeron periódicamente estallidos revolucionarios ( Revuelta de Flandes , Revolución inglesa , Revolución estadounidense , Revolución francesa , Revolución de 1820 , Revolución de 1830 , Revolución de 1848 ), como proceso de larga duración , lo que tuvo lugar fue una evolución y transformación lenta de las monarquías feudales;

Primero se transformaron en monarquías autoritarias y luego en monarquías absolutas , que durante el Antiguo Régimen fueron conformando la personalidad de naciones y Estados con base en alianzas territoriales y sociales cambiantes de la monarquía ; tanto de unas monarquías con otras como de cada monarquía en su interior: en lo social con la ascendente burguesía y con los estamentos privilegiados , y en lo espacial con el mantenimiento o vulneración de los privilegios territoriales y locales ( fueros ).

[ 2 ] ​ El racionalismo creó la idea del ” ciudadano “, el individuo que reconoce al Estado como su ámbito legal. Creó un sistema de derecho uniforme en todo el territorio y la idea de ” igualdad legal “.

Las distintas escuelas de ciencia política definen de diversas maneras el concepto del Estado nación. Sin embargo, en la mayoría de los casos se reconoce que las naciones, grupos humanos identificados por características culturales , tienden a formar Estados con base en esas similitudes.

  • Cabe anotar que bajo esta misma óptica la nación es un agrupamiento humano, delimitado por las similitudes culturales ( lengua , religión ) y físicas (tipología);
  • Un Estado puede albergar a varias naciones en su espacio territorial y una nación puede estar dispersa a través de varios Estados;

Si bien el Estado nación se comenzó a formar cerca del año 1648 ( Tratado de Westfalia ), las instituciones políticas de esta entidad tienen un desarrollo que se puede rastrear hasta una maduración en 1789 ( Revolución francesa ). Los modelos de agrupación en torno a una autoridad central siguen dos visiones contrapuestas, pesimista y optimista, acerca del hombre en estado de naturaleza , marcadas por los trabajos filosófico-políticos de Hobbes y Rousseau , sin excluir otras tradiciones del pensamiento político : el concepto platónico de República o la Política de Aristóteles , y el funcionamiento y las políticas de la democracia ateniense y la República romana en la Edad Antigua ; los debates de la Edad Media entre los poderes universales y el intento fallido del conciliarismo ( concilio de Constanza de 1413, concilio de Florencia o concilio de Basilea de 1431); o en la Edad Moderna el establecimiento del ius gentium , los justos títulos y el tiranicidio por los españoles de la Escuela de Salamanca – Bartolomé de las Casas , padre Mariana – o el holandés Grotius , el humanismo de Nicolás de Cusa , el racionalismo de Leibniz o el empirismo de Locke ; [ 3 ] ​ todos ellos refundidos y retomados por la Ilustración europea (primero Montesquieu y luego los enciclopedistas ), así como la percepción de ejemplos de algunas experiencias políticas indígenas americanas -las comunidades precolombinas en las Antillas , el mito de El Dorado , el imperio incaico del Tahuantinsuyo o la confederación iroquesa – que, vistas desde la perspectiva eurocéntrica , conformaron la idea del buen salvaje y el utopismo.

  1. [ 4 ] ​ La primera plasmación política textual de este proceso intelectual fueron los textos de la Revolución estadounidense : la Declaración de Independencia de los Estados Unidos (4 de julio de 1776) y la Constitución de 1787;

Nosotros, el Pueblo de los Estados Unidos, a fin de formar una Unión más perfecta, establecer Justicia, afirmar la tranquilidad interior, proveer la Defensa común, promover el bienestar general y asegurar para nosotros mismos y para nuestros descendientes los beneficios de la Libertad, estatuimos y sancionamos esta CONSTITUCIÓN para los Estados Unidos de América.

Esta idea del Estado implicaba su surgimiento ante la necesidad de armonizar los intereses del individuo y la comunidad de obtener al tiempo seguridad y libertad ; y para garantizar el derecho de propiedad , como un desarrollo natural de la cooperación entre los individuos en su egoísta búsqueda de la felicidad a través del propio interés (teoría de la mano invisible de Adam Smith ).

El desarrollo del concepto había generado, a partir del siglo XVII , los primeros mapas europeos de naciones-Estado, donde las fronteras se pretendían establecer firmemente para garantizar la paz, al menos en principio, puesto que la estabilidad de las fronteras nunca se consiguió.

A la par de este desarrollo de concepto se busca justificar la existencia de un Estado nación natural , delimitado por fronteras naturales en contraposición con la idea de la nación como producto de las similitudes culturales.

Este tipo de concepción territorial del Estado llevará a la conformación de Estados imperiales , más que nacionales, donde se agrupan varias comunidades nacionales bajo una misma autoridad estatal centralizada, que entran en conflictos debido a sus profundas diferencias culturales, acendradas en tiempos de depresión económica.

Las naciones divididas o dispersas en distintos Estados también generaban conflictos de muy difícil solución (caso del pueblo judío , el kurdo o el gitano ). En otros casos las comunidades de una misma nación eliminan las fronteras, de manera que hay libre tránsito a través de fronteras, como es el caso de los indígenas del norte de México y el sur de los Estados Unidos.

[ cita requerida ] Debido a factores como fronteras cerradas, grupos nacionales muy pequeños y procesos históricos complejos, resulta poco práctico (según la perspectiva política, económica y social de los Estados modernos) reintegrar la soberanía o permitir el surgimiento de naciones alternativas de tamaño menor que las que conforman a los Estados modernos.

La identificación del Estado nacional con el mercado nacional , de un tamaño suficiente para permitir a la burguesía el desarrollo del mercado capitalista , se potencia en el periodo de desarrollo de la Revolución industrial (siglo XIX), simultáneo al periodo conocido como nacionalismo , en el que se inician los movimientos nacionalistas contemporáneos.

Esta tendencia a la adecuación entre el tamaño del mercado y el tamaño del Estado se complementó con los imperios coloniales en la denominada época del imperialismo (1870-1914), proceso que fue identificado y analizado en aquel momento por Hobson y Lenin.

  1. [ 5 ] ​ La Primera Guerra Mundial , que disolvió los grandes imperios ( II Imperio Alemán , Imperio austrohúngaro , Imperio otomano e Imperio ruso ), terminó, por un lado, con el intento de construcción de un Estado socialista (la Unión Soviética ) y, por otro, con el intento de aplicación al resto de Europa de los catorce puntos de Wilson , que, matizados por las potencias vencedoras en los tratados de paz ( Tratado de Versalles ), condujeron a una política de plebiscitos en que las poblaciones deberían elegir el Estado en que querían vivir (por ejemplo, el Sarre ), lo que en la Europa Oriental no garantizó unas fronteras seguras ni una estabilidad que pudiera evitar la explotación de un extendido sentimiento de victimismo nacionalista por los fascismos y el estallido de una nueva guerra (la Segunda Guerra Mundial ), tras la cual se optó por traslados forzosos y masivos de las poblaciones y una política de bloques;

[ 6 ] ​ El término Estado nacional , que suele utilizarse indistintamente junto al término Estado , se refiere más propiamente a un Estado identificado con una sola nación. Tras el proceso de descolonización de mediados del siglo XX, esta forma de Estado ha llegado a ser la más común, de modo que la inmensa mayoría de los Estados se consideran Estados nacionales.

  • Sin embargo, nunca a lo largo de la historia ha habido una identidad indiscutida entre ambos términos (Estado y nación) y siempre ha habido objeciones sobre la identificación con una sola nación de cualquiera de los Estados existentes, tanto de los que se consideran ejemplos de Estado nacional desde finales de la Edad Media ( Francia , ejemplo de centralismo y de nación construida con los mecanismos unificadores de la sociedad por el Estado) [ 7 ] ​ como de los surgidos de movimientos unificadores románticos ( Unificación de Alemania y Unificación de Italia );

Esto hace aún más difícil la pregunta sobre qué es una nación. Hay muchos Estados, como Bélgica y Suiza , con múltiples idiomas, religiones o grupos étnicos dentro de ellos, sin que ninguno sea claramente dominante. A menudo (y especialmente en el caso de Suiza y los Estados Unidos ) una identidad nacional ha sido construida desafiando esas diferencias.

  1. Un mejor ejemplo de Estado plurinacional sería el Reino Unido , constituido por cuatro naciones: Inglaterra , Escocia , Irlanda del Norte y Gales , lo que no implica que predomine la conciencia nacional sobre el concepto de lo british (para algunos lo más próximo a una nación británica );

[ 8 ] ​ El concepto de Estado de las autonomías surgido de la vigente Constitución Española de 1978 (que se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas -artículo 2-) es interpretado de forma distinta por cada fuerza política española, desde posturas centralistas hasta otras que entienden a España como una Nación de naciones , desde un denominado patriotismo constitucional a un nacionalismo español más tradicional, y desde las reivindicaciones independentistas entre los nacionalismos periféricos , a las de los que a veces se denominan regionalistas y a veces nacionalistas moderados.

¿Qué entiendes por construcción de la historia?

RESULTADOS – La construcción de la memoria histórica de una localidad requiere de un cuerpo teórico y procedimental sustentado por diferentes concepciones, en su mayoría complementan entre ellas, esto le permite al investigador tener una variedad de postulados que puede aplicar acorde al paradigma en cual se identifica.

En este caso se retoman conceptos asociados al paradigma Constructivista, ya que se involucra a las personas en la recuperación de hechos, acontecimientos que han ocurrido en un pasado cercano que ha correspondido vivir y por otra parte puedan explicarse los significados que la gente da a estos.

Se trata de generar un modelo que facilite la participación e involucramiento de la población desde las comunidades, con el apoyo de los postulados de la historia regional, local y redes sociales desde sus aportes conceptuales y metodológicos contribuyen en la búsqueda y construcción de conocimientos teóricos.

  • El investigador debe orientar su quehacer en producir conocimientos que tengan un mayor aprovechamiento de la sociedad, es decir que no sea simplemente una recolección de datos históricos, sino que lo indagado permita retomar aquellas experiencias que contribuyan a alcanzar mayores niveles de desarrollo a la sociedad estudiada;

Al tratarse de la historia de una localidad con la participación de la población, habrá una mayor proximidad para su utilización en función de esta. Vera, (2014), considera que hay que tomar en cuenta el papel de la historia, ya sea como ciencia humana o como una ciencia que responde a las ciencias sociales.

Debe explicar la realidad de la sociedad enfatizando en las personas, estimular la memoria hacia hechos y acontecimientos que ocurrieron en el pasado o bien generar en la sociedad emociones y sentimientos de identidad.

Esta puede relacionarse a su etnia, cosmovisión, costumbres, tradiciones, causa social o política, estilo de vida y a la territorialidad, que tenga como propósito contribuir en la producción de saberes que expresen significados para los habitantes a nivel micro o macro, según sea el estudio que se realice.

Historia Regional y local Se trata de construir la experiencia vivida de una sociedad mediante la historia local y regional como un método histórico que cuenta con fundamentos teóricos y metodológicos para guiar y orientan el proceso de generar el conocimiento acerca del pasado de esta sociedad en sus diferentes esferas.

Reina (1993) plantea ´´la región histórica abarca lo que se refiere a aspectos demográficos y vínculos de estratos sociales´´ (p. 138). Los aspectos demográficos ayudan a entender la dinámica de una población que vive en un territorio pequeño que tiene su identidad particular; en cuanto al tema de los estratos sociales, en nuestra sociedad contemporánea, clases sociales, analizar cómo interactúan en el entorno geográfico teniendo como referente la posesión sobre los medios de producción e instrumentos de trabajo.

  • Tanto el aspecto demográfico como las clases sociales intervienen en la configuración de una localidad;
  • El territorio como una unidad que permite ser sujeta de análisis puede entenderse con diferentes magnitudes, en este caso interesa la relación existente entre la definición de una región histórica como el pasado de una localidad; en relación a los aspectos teóricos son ajustables y en cuanto al tratamiento como una unidad de análisis, las variables pueden ser aplicadas en un espectro regional o local; Reina,(1993), enfatiza ´´La región es una unidad de análisis con características estructurales propias y delimitada por el conjunto de relaciones sociales que establecen sus grupos sociales en un espacio y en un periodo determinado¨(p;

138). Por otra parte, Venegas (2010) en su contribución a la historia regional y local, hace referencia a la variable urbana; en determinadas circunstancias se convierte  en el centro de una región o de una localidad cuando es delimitado para ser estudiado desde historia regional y  local, al respecto señala: ¨Este sistema urbano y semiurbano muchas veces también– es el que centra y focaliza toda la vida regional, incluyendo la rural, lo que se ahonda en el transcurso y progresión del tiempo histórico regional.

(…) ¨ (p. 67) La sociedad vive un proceso evolutivo permanente, esos cambios y transformaciones se vienen generando en dos vías: cambios a nivel macro y otros a nivel micro, ambos provocan efectos, los grandes cambios que pueden abarcar varios países o el mundo inciden en una localidad; los cambios que inician desde lo micro en alguna medida van ampliando su ámbito de transformación de una localidad a una región o bien todo un país.

Molina, (2013), ´´señala que provocan cambios en ámbito socio geográficos de mayores dimensiones. o viceversa los cambios macro de una región o país inciden en los cambios de una localidad. ´(p. 22). Las tradiciones de la sociedad forman parte de los elementos que deben tomarse en cuenta en la construcción de la historia de una localidad, en estas el investigador debe desarrollar su estudio en dos dimensiones: en primer lugar en lo que respecto al origen cronológico de las tradición y en segundo lugar el aspecto que se relaciona con los significados de cada una de ellas; estos significados pueden ser distintos entre las personas de una misma generación o bien de otra generación anterior o posterior, Molina,(2013)  señala lo siguiente ´´La práctica de la historia local generalmente obliga al historiados a considerar en  el problema de la investigación,  lo tradicional“ ( p.

  • 24) La definición más clara de historia regional o local, según Serrano, (2009), plantea dos variables a tomar en consideración: un primer aspecto se refiere a la existencia de una delimitación de un área geográfica concreta, en la cual interactúa una sociedad en sus diferentes esferas tales como: la social, económica, política y cultural entre otras y en segundo lugar es la consideración de una temporalidad definida, es decir durante que años se realizará el estudio histórico;

En esto entorno existe una identidad que la hace diferenciarse de otras unidades en las que interactúan sociedades en un territorio específico. El surgimiento de la propuesta de un estudio apoyándose en la región histórica, está dado por los elementos del territorio, ya sea este una región histórica o una localidad, Serrano, (2009), plantea que debe de tomarse en cuenta los siguientes elementos en la realización de un estudio regional o local: las relaciones sociales, la temporalidad, la identidad, y la totalidad, sean estos en diferentes ámbitos de la dinámica de una sociedad.

Para la historia regional y local, el ámbito de la localidad como una unidad de análisis para construir la microhistoria de una población determinada, distintos autores señalan que el investigador debe considerar algunas variables en este tipo de trabajo, entre las cuales están las siguientes: área geográfica, delimitación temporal, demografía, estratos sociales tradiciones, desarrollo urbano, identidad, desarrollo humano entre otros.

A pesar de la existencia de una variedad de enfoques y métodos se debe trabajar, tomando en cuenta que no todo está dicho por lo que hay que enfrentar problemas y limitaciones a la cuales habrá que darle respuesta según el estudio a realizar. Redes sociales Para la construcción de la historia de la localidad desde el paradigma constructivista se requiere involucrar al mayor número de habitantes que conocen de los hechos y acontecimientos a construir mediante la memoria histórica e historia oral, para ellos es importante destacar elementos conceptuales relacionados a redes sociales.

Lozares, (1996), establece varias definiciones sobre este concepto, en este caso interesa la idea de redes sociales asociada a personas en su condición individual, de grupo, estos últimos agrupados como vecinos, comunidad, pueblos, asociaciones de distintas características en su ámbito y su dinámica ya sea esta: social, religiosa, artística, laboral, deportiva entre otros, que comparten intereses y objetivos comunes.

En el caso de la historia de una localidad recuperada mediante la memoria histórica. Quesada, (1993), citando a (Barnes, 1954) y (Mitchel 1969) define a una red social como un conjunto concreto de personas de forma particular de conexiones e interacciones entre ellos, en la cual sus características son comunes, lo que permite interpretar el protagonismo en desarrollo de eventos sociales, económicos, productivos entre otros´´.

You might be interested:  Infancia Como Construcción Social?

Partiendo de estas conceptualizaciones de redes sociales vinculadas al paradigma constructivista, son las bases para el desarrollo del trabajo investigativo, ya que este se orienta a un modelo del protagonismo de sus habitantes, en la construcción de la historia de su localidad.

El estudio que utilice las concepciones de redes sociales relacionado a la memoria histórica de una localidad, debe entenderse como un conjunto de conexiones entre personas y colectividades que poseen características similares tales como: haber vivido el mismo periodo que abarca el estudio, actividades realizadas en común en lo económico, artístico, deportivo, festivo, conmemoraciones, participación política entre otros, esta interacción puede darse al encontrarse personas de distintos lugares del municipio, así mismo esta red involucra a personas que provienen de una misma comunidad y en representación de esta participan con otros representantes que pertenecen a otros lugares del mismo municipio.

  • De la memoria histórica Se trata de establecer un vínculo entre la memoria de la persona en relación con hechos y acontecimientos históricos que han sucedido en un tiempo claramente definido y que guarda en sus recuerdos una persona, al establecer las ideas entre la gente, da lugar a la confrontación de información sobre un mismo asunto, no solo observar esas contradicciones, sino que formar parte de una solución;

La conceptualización de memoria colectiva ha sido objeto de ser explicada con distintos términos, que no aportan para la formulación de una interpretación única, ya que algunos estudios la representan como símbolos como fuentes que deben ser analizadas y conservadas por una sociedad a través del tiempo.

Dada esta situación la memoria colectiva se utiliza como emblemas que sirven como fuentes, así mismo otra parte plantean su preocupación orientada hacia los procesos, partiendo que estas representaciones se edifican y mantienen en el tiempo tales como monumentos y celebraciones conmemorativas.

Una investigación basada en la memoria colectiva, debe ponerse atención a varios procesos, tomando en consideración: transmisión de recuerdo, para promover, convergencia de estos, estabilidad de aquellos pensamientos que formante parte no solo de una persona, sino de una colectividad de una misma temporalidad.

  1. Asociados con aspectos que los identifica como parte de una misma sociedad con objetivos e intereses comunes;
  2. Las conversaciones sobre hechos y acontecimientos que ocurrieron en el pasado se convierte en una forma que permite las transferencias de lo ocurrido, de una persona hacia otra;

El tema del contagio social favorece que las evocaciones individuales se vayan convirtiendo en rememoraciones colectivas. Según Albwachs, (1998), identifica dos tipos de recuerdos asociados a la memoria colectiva: los pensamientos guardados que se relacionan con experiencias vividas o bien los que se relacionan a su vida y, por otra parte, otras memorizaciones que tienen que ver con hechos y acontecimientos históricos que ocurrieron en determinado tiempo.

Las experiencias vividas sirven como fuente a la experiencia individual que una persona tiene acerca de un determinado evento ocurrido en el pasado, este tipo de pensamiento en relación al pasado, tiende a desaparecer con el tiempo, si no es compartido y comunicado, en conjunto con otros participantes que formaron parte del mismo acontecimiento.

Este tipo de información se encuentra enraizada en la persona. Müller y Bermejo (2013) citando a Schuman y Scott (1999) consideran que se hace necesario tener en cuenta dos definiciones de memoria colectiva, una que se apoyan entre la distinción entre recuerdos vividos y la otra que refiere a los recuerdos históricos cuando una parte representativa de la población recurre a sus pensamientos del pasado de un acontecimiento en común, por ejemplo, la masacre del 2 y 3 de junio de 1979 en Chinandega, Nicaragua, este recuerdo pasa a formar parte de la memoria colectiva.

Esta memoria colectiva tiene dos fuentes: la de aquellas personas que conocieron directamente de hechos y la otra fuente cuando año con año se realiza una conmemoración de este hecho histórico y queda en las ideas de quienes no lo experimentaron de forma directa.

Por ejemplo, en la actividad económica en los años 60 del siglo XX, en el municipio de Chinandega, donde se enfocará mi tesis doctoral, predominaban dos actividades productivas agrícolas: en primer lugar el cultivo del algodón y en segundo el cultivo del banano, en relación al primero con el tema del reforzamiento de los recuerdos hay centenares de habitantes de este municipio que participaron directamente en esta actividad desde la preparación de la tierra, siembra, cuido y corte de la mota blanca, si se delimita a una población que participó en misma hacienda algodonera los recuerdos serán específicos de este lugar y puede ser reforzados por otras personas que también estuvieron ahí, al tomarse una muestra de mayor tamaño que involucre a gente que participó en diferentes lugares, también pueden reforzar esos recuerdos.

  • Un recuerdo individual, que es parte de una sociedad, refleja el hecho o acontecimiento según la experiencia y circunstancia en que le correspondió vivir a esta persona, al darse la interacción con otras personas la misma experiencia guardada en la memoria desde lo individual, reforzada ya que con los recuerdos de otros, afloran nuevos recuerdos que no habían sido actividades en su cerebro, ahora bien lo colectivo apoya a lo individual, pero también, lo individual enriquece a la memoria colectiva, Entre más personas se involucren en la construcción del pasado sus versiones van adquiriendo una mayor consistencia y confianza;

Según Albwachs (1968), la persona conforme su edad, va adquiriendo una participación progresiva que se va ir diferenciando y será más reflexiva en la vida e ideas de los grupos, a medida que la persona atraviesa una nueva etapa de su vida: niño, adolescente, joven, adulto; los niveles de integración y construcción de memoria irán madurando y adquiriendo mayor información, para cada etapa de su vida la persona va construyendo recuerdos que le son de su experiencia personal o bien pertenecen a recuerdos creados a través de los grupos.

  1. Según, Ricoeur, (1999) en el abordaje de la memoria de ciertos hechos que no tiene una salida lógica en relación con el problema de la memoria, en sus planteamientos están los siguientes: La primera se refiere a la difícil conciliación del tratamiento de la memoria como experiencia eminentemente privada, e interna con su caracterización como fenómeno social colectivo y público;

La segunda se refiere la relación que existe entre la imaginación, en cuanto a la función de la ausencia de huellas temporales, y la memoria (…). La tercera se refiere al derecho a introducir consideraciones (…); la relación que existe entre la memoria y la construcción de la identidad personal o colectiva (…) ( p.

  1. 13,14);
  2. La experiencia de lo privado y lo de la imaginación son dos retos a conciliarse en relación al tratamiento de la memoria; hay recuerdos de las personas que corresponde a su vida privada es decir, no interesa al resto de la población, pero hay recuerdos del actuar de esta persona que no tienen que ver con lo íntimo, sino que forman parte de una construcción e interés social, esta parte es la de interés de la memoria histórica, aquellos pensamientos que forman parte para construirlos de forma colectiva;

En lo corresponde a la imaginación es la parte subjetiva ya que las evidencias o registro de la imagen de ese recuerdo no pueden guardar la fidelidad tal y como sucedió en el pasado. Siguiendo con el ejemplo de la región de Chinandega, cuando una persona entre los años setenta y ochenta del siglo xx, que viajaba en tren entre Chinandega y León, sus recuerdos de esa época pierden de alguna manera fidelidad, como se trata de una construcción colectiva esas imágenes que sea fieles a la época pueden ser reforzada por otras personas que vivieron la misma experiencia al ser compartidas de forma colectiva Historia oral El trabajo por realizar busca una fundamentación teórica que ayude a responder el trabajo investigativo a través de la Historia oral, al destacar los aportes conceptuales de: Paul Thompson y Laura Benadiba que figuran entre algunos de los representantes de este método.

  1. Se trata de la interpretación de aquellos hechos y acontecimientos históricos que se necesita de la expresión oral del que pregunta y escucha de lo que se pretende saber en relación con su objeto de investigación y de quien contará su experiencia relacionado al tema en estudio, hay un diálogo en el cuál debe predominar la intervención del entrevistado, este diálogo debe responder a algo planificado con anticipación, sin embargo es importante tomar en cuenta que puede ser ajustado en el desarrollo de la entrevista o con otra persona entrevistada  acerca del mismo tópico;

Thompson, (2004), plantea que deben combinarse resultados cualitativos y cuantitativos para obtener una mejor investigación, implica descifrar aspectos individuales de cada persona en lo individual y de carácter social que produzcan explicaciones con significados y datos estadísticos que complemente al abordaje del tema en estudio, esto contribuye a una mejor explicación del objeto de estudio, así mismo el investigador debe auxiliarse de otros métodos, técnicas e instrumentos y fuentes para obtener información complementaria.

  • En relación con esa combinación se plantea lo siguiente: La mejor investigación de historia oral es aquella que abarca tanto la comprensión e interpretación de vidas individuales como un análisis social más amplio, en otras palabras, la que articula los resultados de la investigación cualitativa con los de la investigación cuantitativa;

(Thompson,2004, p. 19) Al realizar investigaciones, aplicando la metodología de la historia oral se debe de tener el cuidado de no presionar a la persona entrevistada para obtener ideas que queremos escuchar y no las que él quiere expresar, él interpretar cambios sociales implica que en la metódica se seleccione una muestra representativa y cumpla con los criterios para obtener resultados de calidad.

Es recomendable que se tome en cuenta al seleccionar a los entrevistados que estos pertenezcan a más de dos generaciones, es decir que tengan diferentes edades. Thompson, (2004), hace referencia de la existencia de algunas temáticas que le dan fuerza a la historia oral, lo que permite agruparla en cuatro tópicos: voces ocultas, esferas escondidas, tradición oral y establecimiento de conexiones entre vidas.

De estas cuatro temáticas, destaca que cada persona sea hombre o mujer posee una historia de vida histórica y que interesa a la sociedad, ya que tradicionalmente, solo se conocen las voces de personas influyentes de la sociedad; A través de esta le permite el acceso para poder expresar y evidenciar una Historia que no ha sido contado.

  • En su abordaje de las esferas escondidas, Thompson, (2004), se refiere a ´´aquellas historias que conocen personas comunes y que sus relatos no están registrados como parte de la historia de la sociedad´´ ( p;

22), las considera como las de mayor importancia en todas las relaciones familiares de una sociedad, hay muchos acontecimientos y hechos históricos que han ocurrido en el pasado, que, a pesar de no estar en los registros oficiales de la Historia, tienen significado y relevancia en las familias.

Thompson (2004), señala otras esferas escondidas tales como: la descomposición asociadas a él crimen, la violencia y las drogas, es decir en cualquier espacio geográfico y social se pueden investigar y desarrollar estas temáticas para entender algunas historias de vida; otra esfera desapercibida es la cultura informal del trabajo, en los países subdesarrollados la pequeña y mediana economía formal y no forman aportan sustancialmente al desarrollo de un país, sin embargo en los registros de la historia económica quedan ignorados ante la relevancia que le dan a los que aglutinan mayores riquezas, en estos sectores informales se desarrolla una riqueza de saberes que se manifiesta en su vida cotidiana.

La  historia oral viene adaptándose a las circunstancias contemporáneas dominadas por el uso de las tecnologías de la comunicación, en los últimos años los cambios en relación al uso del sonido se han modificado enormemente, lo que se convierte un retos para los historiadores en ajustar el uso de recursos acordes con estos nuevos tiempos, esta condición se proyecta no como una debilidad sino como una oportunidad para recolectar información y publicarla, estos cambios se presentan como una oportunidad para la historia oral.

Benadiba, (2015), señala que la historia oral es un recurso valioso para poder registrar de forma escrita, hechos y acontecimientos que ocurrieron en un pasado, que sirve como punto de encuentros entre varias disciplinas, contando para esto con personas que aún están vivas  y se vieron involucrados de distintas formas,  fueron parte protagónica en la historia o bien como observadores poseen la misma información y saberes para documentar y dejar evidencia de la existencia de un periodo de la historia, cercano a la persona que relata el hechos o acontecimiento.

Desde su perspectiva plantea los siguiente: (…) podemos definir la historia oral como un procedimiento establecido para la construcción de nuevas fuentes para la investigación histórica, basándose en testimonios orales recogidos sistemáticamente a través de entrevistas, a partir de métodos, problemas y parámetros teóricos concretos.

(…), su utilización sistemática y reflexiva está asociada al desarrollo de la historia social contemporánea, más preocupada, en general, por los procesos sociales y por la vida de la gente “común” (Benadiba,2015, p.

91). En las ideas expresadas por Benadiba, (2015), precisa que desde la historia oral se hace una contribución importante a la investigación histórica, entre sus aportes se pueden mencionar: sirven de complemento a las fuentes que se han usado de forma tradicional, en relación a los significados de los hechos y acontecimientos presenta una mayor precisión, pues permite que a través de sus expresiones los informantes resaltan aspectos que no se aprecia en una fuente escrita, desde la práctica, permite un cuestionamiento crítico del pasado vinculando con su presente, permite la construcción del historia por medio de gente que tiene una vida cotidiana igual que el resto de la gente.

  • Benadiba (2007);
  • reflexiona acerca del riesgo de olvidar aquellas partes de la historia que no encuentran están escritas, sino que se guardadas en la memoria de la persona, cuando se da el fenómeno de no transferir estos saberes de una generación a otra, es decir la generación antecesora no trasladar sus experiencias y los de sus antepasados, a la generación sucesora;

Benadiba, (2007), establece una relación entre memoria e historia oral, esto permite obtener pruebas históricas; a partir de esas experiencias individuales o colectivas se generan elementos para el análisis e interpretación de sucesos históricos a partir de la producción de fuentes escritas para demostrar su condición de veracidad, las cuales respaldan el significado de lo ocurrido y le dan validez científica al estudio realizado al producir fuentes.

¿Qué es lo más importante en la construcción de un Estado?

Caracterización [ editar ] – Hay 2 planteamientos teóricos principales sobre las características de la construcción del Estado. Según el primero, algunos teóricos consideran la construcción del Estado como una actividad emprendida por actores externos (países extranjeros) que intentan construir, o reconstruir, las instituciones de un Estado más débil (posconflicto) o un Estado fallido.

Esta escuela “exógena” o de relaciones internacionales ve la construcción del Estado como la actividad de un país en relación a otro, normalmente después de alguna forma de intervención (como una operación de pacificación de la ONU).

El segundo sigue una serie de principios elaborados por la  Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en 2007 para ayudar a países afectados por conflictos. En ellos se identifica la construcción del Estado como una área de la ayuda al desarrollo.

  1. Dado el resultado, el trabajo de definiciones, conocido y práctica de la construcción del Estado ha tendido a basarse fundamentalmente en la ciencia política;
  2. Este trabajo ha producido definiciones que consideran la construcción del Estado como un proceso nacional endógeno impulsado por las relaciones entre el Estado y la sociedad;

Este planteamiento considera que los países no pueden realizar la construcción del Estado fuera de sus fronteras; solo pueden influir sobre tales procesos en los países vecinos, apoyarlos u obstaculizarlos. Este segundo planteamiento se ha plasmado en un documento para el debate encargado por la  OCDE y en una investigación del  Instituto de Desarrollo de Ultramar.

[ 9 ] ​ Numerosos artículos encargados por agencias de desarrollo siguen este segundo planteamiento. Tienden a argumentar que la construcción del Estado es principalmente un proceso “político” más que solo una cuestión de aumento de las capacidades técnicas de los diferentes organismos estatales, y consideran que la construcción del Estado implica una triple dinámica: acuerdos políticos (normalmente llevados a cabo por la élite del país), priorización de las funciones centrales del gobierno, y disposición para responder a las expectativas de la población.

[ 10 ] ​ Una posterior influencia importante sobre los estudios acerca de países afectados por conflictos fue el Informe 2011 sobre el desarrollo mundial, elaborado por el Banco Mundial. Este informe evitó el lenguaje habitual sobre la construcción del Estado a la vez que abordaba temas relacionados.

Entre ambos planteamientos teóricos existe un amplio consenso: no se han aprendido bien las lecciones sobre cómo apoyar la construcción del Estado. Algunos creen que apoyarla requiere fomentar instituciones estatales legítimas y sostenibles, pero muchos aceptan que las estrategias para conseguirlo no han sido todavía plenamente desarrolladas.

Poco del apoyo posconflicto a la construcción del Estado prestado hasta ahora ha sido enteramente exitoso. Desde una perspectiva exógena puede argumentarse que este énfasis en la construcción del Estado se ha puesto en países frecuentemente caracterizados por poblaciones civiles muy afectadas;  economías, instituciones, infraestructuras y medio ambiente destruidos; amplio acceso a armas cortas ; gran número de soldados descontentos a la espera de su desmovilización y reintegración; y pueblos con divisiones étnicas o religiosas.

Estos obstáculos se incrementan con la dificultad fundamental de que los valores democráticos y de derechos humanos arraiguen en países con diferentes acervos políticos, culturales y religiosos. Convertir en plurales sociedades originalmente cerradas es teórico en su viabilidad para estabilidad y operatividad políticas y económicas inmediatas; las cuestiones ideológicas pueden hallar oposición dentro de los países; el deseo de secesión de partes del territorio puede complicar la situación; asimismo la tutela externa de la reforma institucional, o de la creación de instituciones, puede dañar una tenue identidad nacional posconflicto (para análisis críticos de esta tutela, véase p.

You might be interested:  Que Es Trascabo En Construcción?

ej. Ford y Oppenheim, 2012). [ 11 ] ​ Ambas escuelas de pensamiento han generado críticas y estudios que buscan probar sus afirmaciones. Un planteamiento más de la segunda escuela, con énfasis en procesos mixtos de construcción del Estado, tendría implicaciones para los programas de ayuda, diplomacia y pacificación.

  • Alguna investigación ha intentado probar las ideas lanzadas y al menos una agencia de desarrollo emitió una nota de guía para sus programas propios;
  • [ 12 ] ​ [ 13 ] ​  ONG como Recursos de Conciliación [ 14 ] ​ o La Fundación de Asia, formularon importantes críticas, centradas principalmente en la afimación de Whaites en el sentido de que un “acuerdo político” impulsa la construcción del Estado;

[ 15 ] ​ También ha habido intentos de verificar las tesis de ambas escuelas de pensamiento investigando áreas individuales de provisión de servicios por parte del Estado, particularmente la sanitaria. Anteriores investigaciones sobre las relaciones entre la sociedad y el Estado también ha sido emprendidas por organizaciones como el Consorcio de Investigación sobre Vidas Seguras y el Centro de Investigación sobre Estados en Crisis.

  • [ 16 ] ​ Mientras que algunos artículos de la segunda escuela argumentan que la construcción del Estado tiene lugar en todos los países y que se puede aprender mucho de aquellos donde tiene éxito, se tiende a limitar la discusión a los contextos más problemáticos;

Como resultado, mucho de lo escrito sobre construcción del Estado se ocupa de asuntos posconflicto. Véase p. ej. (Dahrendorf, 2003), (la comisión para la reconstrucción posconflicto, 2003), (Collier, 2003) (Fukuyama, 2004), (Paris, 2004), (Samuels, 2005). Quienes critican a ambas escuelas de pensamiento aducen estrategia inadecuada, falta de coordinación, escasez de personal o que la financiación es insuficiente o se programa mal.

  1. Por otra parte cada vez se reconoce más que muchas de las tareas que se pretende llevar a buen término son extremadamente complejas y existe poca claridad sobre la mejor forma de ejecutarlas;
  2. Por ejemplo es extremadamente difícil proporcionar seguridad en un entorno de conflicto, o desarmar, desmovilizar y reintegrar ejércitos exitosamente;

Sigue siendo prácticamente imposible abordar el elevado desempleo en países donde la economía está destruida y el analfabetismo es alto, o restablecer el imperio de la ley en una sociedad que ha dejado de respetarla. Además las consecuencias indeseadas de la ayuda internacional son cada vez más evidentes, y van desde la distorsión de la economía a que la élite política rinda cuentas a los donantes internacionales en vez de a la ciudadanía nacional.

  1. El Instituto de Investigación para el Desarrollo Social de las Naciones Unidas (UNRISD por sus siglas en inglés) consideró que las capacidades estatales básicas son: i;
  2. Ayudar en la adquisición de nuevas tecnologías  ii;

Movilizar y canalizar recursos hacia los sectores productivos iii. Hacer cumplir los estándares y normativas iv. Establecer pactos sociales v. Financiar, proporcionar y regular los servicios y programas sociales [ 17 ] ​ Los Estados deben ser capaces de crear:

  1. La capacidad política para que se puedan constituir coaliciones o llegar a acuerdos
  2. La capacidad de movilizar recursos para la inversión y el desarrollo social
  3. La capacidad de asignar recursos a los sectores productivos (agricultura, fábricas. ) y sociales (sanidad, educación. )

Cuando un Estado está desarrollando sus instituciones puede encontrar numerosos obstáculos, como la captura de políticas por parte de los poderosos, la oposición de grupos de interés o las divisiones étnicas y religiosas. Los países en desarrollo han intentado poner en práctica formas de gobierno distintas a las democracias avanzadas ( dictaduras unipersonales, regímenes de partido único , teocracias. Estas iniciativas no han tenido mucho éxito. Los académicos han vuelto la vista atrás en el desarrollo de Europa para determinar los factores clave que ayudaron crear burocracias (necesariamente constituyentes de todas las instituciones del Estado) sostenibles a través de los siglos.

¿Cómo divide el historiador las fuentes que consulta en una investigacion?

Las fuentes histricas y su clasificacin. Las fuentes histricas constituyen la materia prima de la Historia. Comprenden todos los documentos, testimonios u objetos que nos trasmiten una informacin significativa referente a los hechos que han tenido lugar, especialmente en el pasado.

Dentro de ellas, y considerando el valor que tambin tienen las dems, las Fuentes escritas son el apoyo bsico para construir la Historia. El historiador trabaja las fuentes histricas (las interroga y contrasta) para obtener de ellas la mayor informacin posible.

Asimismo debe atender a su variedad, realizando una adecuada seleccin de las mismas. En sentido general, las Fuentes histricas son de dos tipos: primarias y secundarias.              Fuentes primarias. Son las que se han elaborado prcticamente al mismo tiempo que los acontecimientos que queremos conocer. Llegan a nosotros sin ser transformadas por ninguna persona; es decir, tal y como fueron hechas en su momento, sin ser sometidas a ninguna modificacin posterior.

Fuentes secundarias. Se denominan tambin historiogrficas. Son las que se elaboran a partir de las Fuentes primarias: libros, artculos. La utilizacin de las fuentes. Metodologa. Para la confeccin del conocimiento histrico, las fuentes que utiliza el historiador deben ser analizadas, valoradas e interpretadas, siguiendo una metodologa coherente.

Adems, el historiador debe tener encuentra las Fuentes en su momento histrico y en relacin con las circunstancias en que surge o se elaboran. Deben ser sometidas a una crtica objetiva para conocer los elementos que las componen y comprobar su veracidad.

  1. Para ello el historiador utiliza un mtodo, que consiste esencialmente en formular preguntas sobre su contenido, a partir de hiptesis de trabajo que queremos contrastar; el objetivo de este proceso es la construccin de la Historia;

El estudio de las fuentes histricas. La metodologa pormenorizada que proponemos a continuacin responde bsicamente a estos apartados: clasificacin, explicacin causal, intencionalidad, circunstancias histricas, anlisis, comentario y aplicacin de su contenido, utilidad y valoracin general.

Las fuentes primarias: Cmo afrontar su estudio?. Entendemos que estudiar las fuentes histricas en este nivel debe ser un procedimiento bsico, atractivo y claro que nos permita identificarnos con la importancia y el contenido de un documento histrico.

Para ello podemos seguir orientativamente los pasos siguientes:             a) Precisar que el documento nos informa sobre hechos y sucesos. As realizaremos las preguntas siguientes: qu ocurri? Identificamos los hechos histricos. Cmo sucedi? Realizamos su descripcin.

  • Dnde?, cmo?, por qu?;
  • qu consecuencias estn presentes en l?             b) El documento, nos informa de grupos sociales o de personas?: A quines se refiere?, qu se dice de ellos?, qu opinan, en su caso, las personas o grupos?             c) Se informa en el documento acerca de diversas actividades? : precisar si son polticas, sociales, econmicas, culturales, religiosas, etc;

Qu referencias hay de ellas? Se precisa por qu se realizan?             d) Informa el documento sobre instituciones?: Cules?, de qu tipo?, qu funcin tienen?, cmo estn estructuradas?, con quines se relacionan?             e) Aporta datos concretos?: Cmo se clasifican?, de qu tipo son?, tienen relacin con personas, hechos, actividades, otras instituciones, etc. ?             f) Contiene opiniones significativas?: de qu tipo?, a qu o a quines hace referencia?, qu actitudes reflejan?               Las fuentes secundarias: cmo afrontar su estudio?             Para su tratamiento y estudio, proponemos un procedimiento similar al que utilizamos en el comentario de textos histricos:             a) Lectura comprensiva e informacin previa : lectura atenta individual o en grupo. Localizar el vocabulario desconocido y buscar su significado. Subrayado de las ideas principales. Identificacin de los temas tratados. b) Anlisis y clasificacin : identificacin de la naturaleza del texto (tipo de fuente) y su justificacin. Sealizacin de los temas y problemas tratados, identificando sus ideas bsicas.

Delimitacin del vocabulario histrico especfico. Qu sabemos del autor, destinatario y sus circunstancias? Situacin del texto en su realidad histrica, y en las variables espacio-tiempo. c) Comentario e interpretacin: comentario de los temas analizadazo e ideas ms significativas.

Anlisis de los hechos histricos, instituciones, personajes, etc. , que aparecen y con los que se relaciona la fuente. Caractersticas de la poca a la que se alude. Explicacin de los antecedentes, causas y consecuencias que fundamentan su explicacin. Valoracin de su importancia para obtener informacin histrica.

d) Conclusin: sntesis del comentario realizado y opinin personal objetiva y fundamentada histricamente, basada en las aportaciones anteriores. (Este material ha sido extrado del libro de Historia del Mundo Contemporneo de 1 de Bachillerato de la editorial Editex.

Madrid 2002).

¿Qué significa que el Estado es una construcción social?

Una construcción social o un constructo social es una entidad institucionalizada o un artefacto en un sistema social ‘inventado’ o ‘construido’ por participantes en una cultura o sociedad particular que existe porque la gente accede a comportarse como si existiera, o acuerdan seguir ciertas reglas convencionales, o a.

¿Cuáles son los tres elementos que constituyen el Estado?

Describe a la mxima organizacin poltica que se presenta en Europa a partir del siglo XIII, la cual centraliza el mbito de las relaciones polticas en un territorio, con un mando poltico dominado por una estructura burocrtica que ostenta el monopolio legtimo de la coaccin y coercin. Estructura que da vida al conjunto de instituciones polticas modernas y de las que se desprenden el Sistema Poltico, Rgimen, Gobierno y Administracin Pblica. Herman Heller lo define como la estructura econmica, jurdica y poltica de dominacin, independiente en lo exterior e interior, con medios de poder propios, que organiza la cooperacin social territorial con base en un orden legtimo.

Para Max Weber, el Estado es una organizacin que cuenta con el monopolio de la violencia legtima. El Estado tiene cuatro elementos bsicos y generales: 1) posee gobierno (poder poltico), 2) tiene un pueblo (como nacin); 3) ostenta territorio; y, 4) est regulado con base en un estado de derecho que lo legitima y que basa su organizacin en la divisin de poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Es importante sealar que el politlogo Norberto Bobbio considera que la complejidad para estudiar el concepto radica en que ste puede ser analizado desde la historia de las instituciones polticas o desde la historia de las doctrinas que diversos estudiosos del tema han hecho.

Asimismo, considera que existen argumentos para considerar que el Estado surgi desde la antigedad, con la disolucin de la comunidad primitiva basada en vnculos de parentesco y la aparicin de la civilizacin y sus diversas formas de dominacin poltica; y otro punto de vista considera que es nicamente producto de la modernidad y del estado particular de organizacin poltica que se deriv del declive de las organizaciones polticas medievales, dnde al principio se establecen monarquas absolutas y despus se dio paso a organizaciones delimitadas por el derecho y la divisin de poderes.

Tambin se considera que el concepto est ligado al tema de lmites al poder. Al interior, se considera que el derecho y la divisin de poderes establecen su demarcacin; hacia afuera, el tope es la soberana de los estados en la comunidad internacional. Algunos observadores contemporneos han destacado que la globalizacin y la aparicin de las organizaciones internacionales, despus de la segunda guerra mundial, han puesto entredicho las caractersticas bsicas del Estado; por otra parte, al interior las crisis de gobernabilidad en las sociedades contemporneas suelen ser descritas como parte de la crisis del Estado al interior.

.

¿Cómo se fundó el Estado nacion?

La construcción del estado nación en México (1820 1824). Del liberalismo hispano a la república federal –

  • Autores: Ivana Frasquet Miguel
  • Directores de la Tesis: Manuel Chust Calero ( dir. tes. )
  • Lectura: En la Universitat Jaume I ( España ) en 2004
  • Idioma: español
  • Número de páginas: 741
  • Tribunal Calificador de la Tesis: Miguel Artola Gallego ( presid. ), Jesús Raúl Navarro García ( secret. ), E Rodriguez Jaime ( voc. ), José Antonio Serrano Ortega ( voc. ), Juan Ortiz Escamilla ( voc. )
  • Materias:
    • Historia
      • Historia por épocas
        • Historia contemporánea
  • Texto completo no disponible (Saber más. )
  • Resumen
    • Las revoluciones de independencia americanas se enmarcan en el proceso revolucionario burgués que se opera en la transformación del Antiguo Régimen al capitalismo desde el desmonoramiento de la Monarquía absoluta en 1808. En el caso de México, la consumación de su independencia supondrá, además de la construcción de su Estado-nación, liberal, burgués, la adopción de la República como forma de gobierno y la asunción del federalismo. Sin embargo, los orígenes de ese federalismo y de ese Estado liberal no hay que buscarlos en los movimientos insurgentes de principios de siglo XIX sino en las propuestas autonomistas que los diputados novohispanos en particular y americanos en general, realizaron en su participación en las Cortes de Cádiz.

¿Qué se necesita para reconstruir la historia?

¿Cuál es el objetivo de la investigación histórica?

La auténtica investigación histórica implica filosofar. En efecto, no sólo es trabajo memorístico o anecdótico. Es un proceso para esclarecer las posibles relaciones entre diversos aconteceres y precisar sus causas y sus efectos.

¿Qué aportan las fuentes historicas?

Una fuente histórica puede definirse como todo aquel documento escrito u objeto material que aporta información para reconstruir el pasado.

¿Por qué la historia es una construcción social?

EDITORIALES La construcción social de la Historia de la Enfermería JOSÉ SILES GONZÁLEZ Departamento de Enfermería. Universidad de Alicante, España Uno de los retos más sostenidos a lo largo del tiempo, una cuestión anquilosada y crónica que pende como la espada de Damocles sobre la entrecortada trayectoria del colectivo enfermero, radica en la dificultad para definir su imagen social e histórica, con todas las consecuencias que acarrea este déficit en su devenir profesional y científico. Por todo ello, el punto de partida de este ejercicio de reflexión se orienta en torno a la consecución de los siguientes objetivos: -Reflexionar sobre la relación entre el déficit de identidad de la enfermería y la capacidad para crear (construir) y gestionar la memoria colectiva de la misma.

  1. -Analizar las vinculaciones entre la construcción social de la historia, la ideología, el poder y el sistema político;
  2. -Describir las principales causas que, tradicionalmente, han obstaculizado la socialización de la enfermería como grupo profesional y la creación de su memoria colectiva;

Construcción social de la historia y cultura. Tradicionalmente se han distinguido dos formas de concebir la construcción social de la historia: la historia como resultado de la interpretación del hombre inserto en su cultura (ha existido siempre la construcción social de la historia); y la historia como consecuencia de las aportaciones de todos los individuos, grupos, elementos y factores que participan en la dinámica social de una cultura sin ningún tipo de exclusión.

  1. Ambas interpretaciones coinciden en señalar la dimensión cultural como factor relevante en el proceso de construcción social de la historia, por lo que el estudio de las culturas puede considerarse como un paso previo y esencial para comprender este proceso de construcción social;

Existen multitud de acepciones de cultura, pero siguiendo con la perspectiva esencialista, cualquier grupo humano cuya existencia implica la de la cultura, ésta podría ser definida de forma universal como “el conjunto de los comportamientos, pensamientos y sentimientos implicados en el proceso de satisfacción de necesidades de un grupo humano” (Siles, 2000).

Este mecanismo de satisfacción de necesidades -fisiológicas, sociales, psicológicas- provoca por sí mismo una proyección conceptual -inserta en el mapa del lenguaje- que constituye un proceso de elaboración totalmente involucrado en el plano semiótico: “El hombre es un animal suspendido en redes de significado que él mismo ha tejido” (Geertz, 1989).

Dicho de otra forma, cualquier conducta desarrollada en un grupo humano tiene un significado que es el que dota de cohesión cultural a dicho grupo. El grupo humano compuesto por el amplio y variado colectivo enfermero tal vez carece aún de un perfil preciso desde el punto de vista cultural y los enfermeros tienen una gran dificultad para alcanzar consensos sobre problemas nucleares (históricos), precisamente porque no son capaces de interpretar con los mismos significados cuestiones crónicas que siguen pendientes de solución desde tiempos inmemoriales.

  • Las perspectivas históricas y el tratamiento del tiempo;
  • La historia se ha revelado como una ciencia que va más allá de la mera erudición, dado que aquellos colectivos que han desarrollado su propia historia, constituyen grupos socioprofesionales y científicos muy vertebrados;

Existen tres grandes formas de interpretar el paso del tiempo -la historia- : -La historia tradicional, que se ocupaba de los grandes acontecimientos (sucesiones drásticas, grandes eventos bélicos, etc), que eran narrados de forma lineal por un cronista.

Desde esta perspectiva histórica el tiempo era tratado de forma puntual o aguda dado que no se analizaban más que los hechos en sí mismos en el preciso momento que sucedían (de forma aislada). Un ejemplo de visión tradicional de la historia de la enfermería podría ser el papel de Florencia Nightingale en la Guerra de Crimea, dado que se trata de un acontecimiento sobredimensionado por la “heroicidad” de la protagonista histórica.

-La perspectiva coyuntural de la historia, que surge en el primer tercio del siglo XX con la escuela francesa de los Anales (Siles, 1999) constituye una visión más duradera del tiempo de análisis de los eventos, permitiendo un análisis más global del fenómeno estudiado (factores económicos, políticos, sociales, etc), aunque dicho fenómeno esté sujeto a cambios cíclicos.

Un claro ejemplo de visión estructural de la historia de la enfermería española podría ser el caso de la enfermería durante la fase de la II República. -El enfoque histórico más dilatado, en cuanto al tratamiento del tiempo, lo representa la historia denominada estructural por adoptar una perspectiva en la que las estructuras estudiadas resisten el paso del tiempo (Vilar, 1980) permitiendo el análisis de su evolución a la luz de las influencias, que los distintos factores (ideológicos, políticos, económicos, etc), le imprimen.

La enfermería religiosa o la doméstica, con sus respectivas trayectorias ejemplifican dos claros casos de visión estructural de la historia de la enfermería. Interpretaciones del concepto de historia y la dialéctica historia-existencia y desarrollo social.

You might be interested:  Que Es Construcción De Edificaciones?

Si de lo que se trata es de clarificar el proceso de construcción social de la historia de la enfermería, en primer lugar, se debería aportar una descripción entendible y esencial del concepto de historia.

Existen casi tantas definiciones de historia como historiadores, pero se ha optado por dos cuyo carácter conjuga la esencialidad con la universalidad: “La cualidad temporal que tiene todo lo que existe y su correspondiente manifestación empírica (Aróstegui, 1995).

“La única ciencia simultáneamente dinámica y global de las sociedades” (Vilar, 1980). La historia ha sido entendida como sinónimo de existencia social, no puede existir nada si no tiene historia. Para Hegel, la historia propiamente dicha no nace sino con el Estado, cuando la vida social toma conciencia a la luz de esta magna institución (Lefort, 1978); ¿o tal vez es el Estado el que surge cuando la sociedad toma conciencia temporal de sus estructuras, es decir, conciencia histórica de su existencia? ¿Surgen primero las profesiones y luego su historia, o al revés, o tal vez es un proceso paralelo e interactivo? La existencia de conciencia histórica se ha interpretado a menudo como la antesala del desarrollo social.

Para entender esta acepción de la historia no hay más que plantarse la siguiente cuestión: ¿Qué es de las sociedades sin historia? Se trata de sociedades silenciosas, sin voz, que apenas evolucionan y mantienen en un nirvana sus estructuras ideológicas, sociales, políticas y económicas, erigiéndose la tradición oral en la conservadora por antonomasia del patrimonio cultural (son ágrafas).

  • Los grupos profesionales, el poder y la memoria colectiva: el caso de la enfermería;
  • La memoria colectiva dota de identidad a un grupo social o profesional, dado que, sin partir de un nivel mínimo de poder del grupo en la sociedad, no existe memoria colectiva (déficit socializador);

De forma que mediante el poder del grupo se gestiona y controla la creación de la propia memoria (Estado, profesión, equipo de fútbol) (Pérez Garzón, 1999). Esta dinámica entre los grupos profesionales, el poder y la memoria colectiva se desarrolla, por un lado, por la acción de la disciplina histórica que asume como tarea actuar como depositaria de la memoria colectiva de la sociedad, grupo o institución, y, por otro, por el compromiso que contrae el historiador al asumir la tarea de crear y gestionar la memoria del grupo/comunidad objeto de estudio.

  • La situación de la enfermería en relación a su poder y a su capacidad para proyectar sobre sí misma y la sociedad su propia memoria colectiva, se encuentra en un momento de crisis constructiva;
  • Crisis por la dificultad para que el producto de la construcción histórica enfermera actual -la memoria emergente- pueda reabsorber y reubicar las memorias colectivas anteriores ancladas en la dimensión biológica, de género y limitadas al ámbito doméstico en el que el principal cuidado estribaba en la alimentación vinculada a los atributos biológicos que mantenían unidos a la madre y al niño (Siles, 1999);

En consecuencia, y paradójicamente, el reto fundamental para dar paso libre al producto del actual proceso de construcción de la historia de la enfermería radica en realizar un esfuerzo de desconstrucción de los clichés que obturan (Derrida, 1998) la transición desde la enfermería desprovista de historia a un grupo profesional y disciplinar que se ha aplicado por fin a la creación y gestión de su memoria histórica; esto es facilitar la mudanza desde las coordenadas domésticas y de género propios del ámbito doméstico a los cotos cuyas lindes enmarcan a la enfermería en los límites de la ciencia y la profesionalidad.

Historia versus legitimación de la sociedad y sus estructuras. La historia es la disciplina que se encarga de estudiar el funcionamiento desarrollado por las estructuras sociales a través del tiempo en las diferentes culturas.

Una estructura alcanza el grado de institución cuando la historia demuestra que su funcionalidad sigue vigente en diferentes etapas históricas; es este el caso de la familia, que es tanto una estructura social, como una institución primaria y que, desde el Neolítico, sigue cumpliendo sus objetivos socializadores, a la par que se mantiene como una célula de convivencia tan fundamental como transcultural.

  • La familia ha sido legitimada por el paso del tiempo y la constatación de su supervivencia a través del mismo;
  • Uno de los grandes escollos para la identificación profesional de la enfermería radica en que gran parte de su pasado, su historia y sus funciones se encuentran entreverados en esa estructura social doméstica;

La legitimación, pues, constituye un proceso mediante el que se explican y justifican las experiencias históricas, confiriendo validez a las estructuras que cumplen determinadas funciones necesarias para el normal desenvolvimiento de la sociedad. Ya entrados en el siglo XXI, la estructura familiar y el rol de cuidadora doméstica de la mujer siguen ralentizando la justificación profesional y científica de la enfermería en el terreno más resistente a los cambios: el de las mentalidades.

  • La legitimación, asimismo, fundamenta el orden social, científico y profesional, estableciendo una jerarquía que acaba siendo amparada por la normativa vigente y controlada por los poderes instalados en todas y cada una de estas parcelas;

Familia, escuela, servicios sanitarios, sociales, policía, alimentación, etc, constituyen estructuras ubicadas en una escala jerárquica que es regulada según los intereses de las élites que han sido capaces -mediante su legitimación histórica- de obtener mayores concentraciones de legitimación.

La construcción social de la historia versus capacidad de explicar los fenómenos mediante la fábula: el origen de los mitos. La frontera entre lo natural y lo sobrenatural fue traspasada por el hombre primitivo merced su capacidad imaginativa.

Mediante su creatividad el hombre proyectó en el más allá un mundo habitado por personajes inmortales que, a pesar de su carácter divino, obedecían una mecánica emocional y conductual muy parecida a la de los pobres mortales. Dioses que comen, beben, odian, hacen el amor, son fieles y adúlteros, se aman y se aniquilan -aunque sea de forma transitoria- entre sí; nada menos alejado de la mentalidad humana.

  • Este enorme parecido entre divinidades y mortales podría deberse al hecho de que los dioses, en particular, y el mundo inmortal en general, son el resultado de la proyección de la vida del hombre en el más allá, efecto deseado de la necesidad del hombre de explicar lo inexplicable: grandes misterios como la muerte, desastres naturales, plagas, enfermedades, etc (Siles, 1999);

Los primeros historiadores griegos se valían de la fábula para saltar una y otra vez de la dimensión sobrenatural a la natural, ejercicio narrativo que les permitió conservar los mitos. Herodoto salvó los mitos de la desmemoria, adaptándolos desde la tradición oral a la historia escrita, mientras que Hesiodo, en su “Teogonía” rescató los mitos del olvido y los introdujo en la memoria colectiva de los griegos.

Asimismo, Hesiodo describe en “Los trabajos y los días”, la vida cotidiana de los griegos, pero permite la influencia de los dioses dentro de esa esfera caracterizada por la rutina habitual del quehacer diario.

En consecuencia, la construcción social de la historia, ha estado muy vinculada a la capacidad creativa del hombre para explicar y ordenar los fenómenos mediante la fábula (particularmente los relacionados con la enfermedad y la muerte). Sin la imaginación y los mitos al hombre le hubiera costado mucho más soportar los momentos críticos por lo que ha pasado a lo largo de la historia.

  1. Desde esta perspectiva constructivista y, a la par, funcional de los mitos, Kant, aludía a su función moldeadora del intelecto del individuo, la comunidad y el mundo (Kant, 1999);
  2. En este mismo sentido, la función explicativa y lenitiva de los mitos se recoge en la expresión de Malinowski: “Asegurar al individuo frente al terror provocado por los desastres, la enfermedad y la muerte” (Malinowski, 1988);

La Antropología de la muerte y la creatividad del hombre en Morín. En “El hombre y la muerte”, Morín (1974) desarrolla una antropología de la muerte en donde pone de manifiesto que la muerte es, o puede llegar a ser, un producto más de la capacidad de construcción social del hombre (Berger y Luckman, 1986), no en cuanto al hecho esencial en sí mismo, sino en todo lo concerniente a su interpretación, significado y asunción de tratamientos y ritos.

  1. Asimismo, la relación entre religión y capacidad adaptativa del hombre ante los hechos “ingobernables” de la naturaleza, entre los que ocupa un lugar nuclear la muerte, fenómeno que incluso llevaba a los padres a retener desesperadamente algún recuerdo de sus hijos mediante el, a la sazón, reciente invento de la foto contribuye a la constatación de la evidente relación entre la interpretación sobrenatural de los fenómenos, la capacidad de construcción social del hombre y la incidencia creciente de la tecnología en dicho proceso (González Faus, 1998);

Morín distingue en su obra una triple constante ante el principal misterio del hombre: conciencia de ruptura que conlleva la muerte; el daño o traumatismo que esta conciencia/saber inflige; y, por último, la aspiración a la inmortalidad. El hombre utiliza la creatividad como instrumento para superar las contradicciones y frustraciones que provoca la muerte finiquitando su individualidad, y para ello se pone a la tarea de elaborar concepciones de la muerte en un contexto bipolar: 1) Cosmomorfismo: inspirado en el recurrente renacimiento de la vida en la naturaleza (muerte-resurrección o muerte-descanso eterno).

  • 2) Antropomorfismo: mantiene la individualidad mediante la vía de la inmortalidad: individuo amortal mediante la creatividad (alma, superhéroe), o la ciencia (genoma) En consecuencia, se trata de estudiar la muerte como el fenómeno que más ha preocupado al hombre, resultando, a veces, incluso de difícil e inasimilable explicación;

La muerte, desde la prehistoria, supuso el fenómeno al que más imaginación y creatividad tuvieron que aplicar los seres pensantes de la tribu para congraciar la rutina diaria de su presente con la incertidumbre del futuro. Características de la “perversión lógica” de los mitos y la historia tradicional.

  • Todos los pueblos se han legitimado a sí mismos como históricos mediante el recurso al mito;
  • La pureza de sangre se trasladaba a un carácter tipo o personalidad base (García Castaño y Pulido, 1999) y, a su vez, mediante la capacidad de proyección creativa, generalmente narrativa, se enaltecían las “esencias colectivas” del grupo humano construyendo grandes relatos épicos (El Cid Campeador, La Canción de Roldán, Los Nibelungos, etc), verdaderos depositarios de las raíces culturales y la idiosincrasia de los grupos humanos;

Estos materiales -plasmados en la narrativa épica- se han entretejido como los mimbres de la historia de los pueblos y se han instrumentalizado para introducir en la actividad hermenéutica de los fenómenos (interpretación de la realidad), elementos ideológicos que responden a la necesidad de justificar la existencia y legitimación de grupos sociales, nacionalidades, estados, y, por supuesto, colectivos profesionales y científicos, dado que la ciencia jamás ha tenido la posibilidad -ni siquiera remota- de evolucionar al margen de la ideología y los valores del sistema social en el que se halla integrada (Jiménez y Otero, 1990).

Los colectivos profesionales, que han evolucionado hacia las posiciones más privilegiadas de la sociedad, se consideran a sí mismos como útiles y hacen valer la pertinencia de su participación en el proceso general de satisfacción de necesidades para proyectar su imagen en la sociedad utilizando para ello todos los medios de comunicación de masas de forma que la importancia de su rol socio-profesional quede patente.

Son colectivos profesionales que influyen en la interpretación de los sucesos, de forma que hacen que resulte imprescindible su implicación para el análisis y solución de los mismos. Constituyen colectivos profesionales que influyen de forma determinante en la construcción social de su imagen y, en esa misma línea, están programados para aportar datos sobre eventos según las interpretaciones que de los mismos facilitan: -Religión imperante (protestantes-católicos/ islámicos-cristianos).

-Vencedores. -Monarcas, emperadores, jerarcas, políticos relevantes. -Ricos, poderosos, desarrollados. -Hombres (división sexual de la actividad hermenéutica como preámbulo del control de las tareas). -Grupos profesionales prestigiosos.

Características de las sociedades donde se escribe la historia tradicional. En las sociedades inmersas en los valores culturales determinados por la religión (en el plano sobrenatural), y la monarquía absoluta, la dictadura o el autoritarismo (en el plano natural), la consecuencia inmediata es la potenciación de posturas intolerantes y el desarrollo de barreras sociales cuya impermeabilidad impide la interacción entre grupos diversos.

El papel social, profesional y científico de la enfermería en estas sociedades está limitado a las dimensiones técnicas y procedimentales. Estas sociedades se caracterizan por el elevado nivel de exclusión en el orden moral, religioso, económico, político y social.

La consecuencia inmediata de este apartamiento radica en la marginación en el proceso de interpretación de la realidad a través del tiempo de todos aquellos individuos y grupos no integrados en los esquemas culturales dominantes. Dicho de otro modo este tipo de sociedades practican el discurso histórico monolítico, unilateral y excluyente del vencedor.

De la construcción bi-unilateral de la historia o multiculturalismo (desconocimiento mutuo) al transculturalismo. La construcción bi-unilateral de la historia es un proceso propio de las sociedades compuestas por diferentes grupos culturales que no son capaces de proyectar una historia común porque tampoco tienen clara la voluntad de desarrollar estrategias para convivir compartiendo las tareas cotidianas.

En las sociedades democráticas en las que se promueven valores basados en el transculturalismo, se potencian valores como el diálogo, el conocimiento mutuo, el respeto y la tolerancia. La práctica de estos valores favorece la interpretación “polifónica” de la realidad constituyendo el proceso de construcción histórica de la realidad una actividad compartida de la que se co-responsabilizan todos y cada uno de los grupos sociales que integran la sociedad en cuestión.

  • En estas sociedades todos los colectivos tienen derecho a poseer “voz histórica” y: a interpretar la realidad por sí mismos, a co-crear y co-gestionar su propia memoria histórica, a reflexionar de forma autocrítica sobre sus construcciones históricas;

Esto da lugar a una hermenéutica de tipo transcultural que potencia la capacidad de proyección simbólica de forma plural y creativa. En el marco de una sociedad democrática culturalmente compleja, la historia debe construirse con la aportación de las de todos los colectivos integrantes de la comunidad.

  • Este proceso plural contribuye a facilitar la reflexión en común sobre los problemas económicos, sociales, políticos;
  • de salud, etc;
  • Dado que la dinámica social actual revela que la estabilidad fundamentada en el aislamiento social constituye una utopía, se debe considerar la construcción unilateral de la historia como algo cuyo significado está muy cerca de la aberración;

En definitiva y, después de todo lo expuesto, no sería del todo aventurado formular conclusiones como las que se relacionan a continuación:  -Las raíces biológicas que inciden en la división sexual del trabajo han mantenido a las cuidadoras dentro del límite del ámbito doméstico, obstaculizando su proceso de profesionalización.

-La construcción de nuevos significados para la actividad de cuidar ha chocado con sólidos impedimentos ideológicos y de género, dificultando la creación de una memoria colectiva liberada de estereotipos aberrantes.

-Para que el proceso de construcción social de la historia de la enfermería sea efectivo, es preciso realizar una profunda reflexión crítica acompañada de una fase previa de desconstrucción de los clichés anquilosantes que mantienen la enfermería en esquemas mentales del pasado.

  • -La construcción social y transcultural de la historia sólo es posibles en marcos políticos democráticos en los que la ideología predominante (en todos los niveles: profesional, social), está en consonancia con el sistema político, y esto es particularmente válido para la historia de la enfermería, dado que no se puede entender su proceso de profesionalización sin considerar su gran vinculación al mundo de la mujer y al papel de ésta en el sistema educativo, social y laboral;

Bibliografía Aróstegui J (1995). La investigación histórica: teoría y método. Crítica, Barcelona. [ Links ] Berger P y Luckman T (1986). La construcción social de la realidad. Amorrortu, Buenos Aires. [ Links ] Derrida J (1998). Notas sobre deconstrucción y pragmatismo, en Mouffe Ch.

(comp. ), Deconstrucción y pragmatismo. Paidós, Buenos Aires. [ Links ] García castaño J y Pulido R (1999). Antropología de la educación. Eudema, Madrid. [ Links ] Geertz C (1998). El antropólogo cómo autor.

Paidós, Barcelona. [ Links ] González Faus I (1998). Fe en Dios y construcción social de la historia. Trotta, Madrid. [ Links ] Jiménez MP, Otero L (1990). La ciencia como construcción social. Cuadernos de Pedagogía, 180: 23-28. [ Links ] Kant I (1999).

Lo bello, lo sublime y la paz perpetua. Espasa Calpe, Madrid. [ Links ] Lefort C (1978). Las formas de la historia. Fondo de Cultura Económica, México. [ Links ] Malinowski B (1988). Por una teoría científica de la cultura.

Sarpe, Madrid. [ Links ] Morin E (1974). El hombre y la muerte. Kairós, Barcelona. [ Links ] Morin E (1984). Ciencia de la Conciencia. Barcelona: Anthropos. [ Links ] Morin E (1995). Introducción al pensamiento complejo. Gedisa, Barcelona. [ Links ] Pérez Garzón S (1999).

La gestión de la memoria. Crítica, Barcelona. [ Links ] Raddcliffe-Brown AR (1986). Estructura y función en la sociedad primitiva. Agostini, Barcelona. [ Links ] Siles J (1994). Evolución histórica del corporativismo de Enfermería.

La influencia de los colegios en el proceso de socialización profesional. Index, III/10: 11-15. [ Links ] Siles J (1996). El proceso de institucionalización de la enfermería en España. En: Hernández F, Historia de la enfermería en España. Síntesis, Madrid.

[ Links ] Siles J (1999). Historia de la enfermería. Aguaclara, Alicante. [ Links ] Siles J (2000). Antropología narrativa. CECOVA, Alicante. [ Links ] Topolski J (1985). Metodología de la Historia.

Cátedra, Madrid. [ Links ] Vilar P (1980). Iniciación al vocabulario de análisis histórico. Grijalbo, Barcelona. [ Links ] Zagorín P (2004). Historia, referente y narración: reflexiones sobre el postmodernismo hoy. Historia Social, 50: 95-117. [ Links ].